Fibromialgia y quiropráctica

¿Qué es La Fibromialgia?

Cada día se habla más sobre la Fibromialgia, esa desconocida enfermedad que disminuye drásticamente la calidad de vida de quien la sufre. La fibromialgia se caracteriza por una bajada del umbral del dolor, es decir, una hipersensibilización al mismo o una percepción errónea de dolor ante cualquier otro estímulo que, en otra persona, no resultaría doloroso. Es muy difícil de diagnosticar ya que se trata de un síndrome, el dolor es una percepción y como tal es subjetivo, y no una patología con una causa-efecto demostrados clínicamente, y no existe un tratamiento que este comprobado como efectivo; esto hace aún más difícil lidiar con esta condición.

La Fibromialgia es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central, alterando la percepción que el paciente tiene sobre cualquier parte de su cuerpo, enviándole una señal de DOLOR. Existen otros síndromes relacionados a la fibromialgia: Síndrome de Sensibilización Química Múltiple y Síndrome de Fatiga Crónica. Aunque existen varios grados de afectación, es una enfermedad altamente limitante, y sus síntomas principales son:

- Dolor en varios puntos del cuerpo, dolor generalizado.

- Cansancio general. - Dificultad para dormir. - Hipersensibilidad al dolor, incluso visceral. - Fatiga crónica. - Espasmo musculares. - Calambres. - Fuertes migrañas. - Puede sufrir de incontinencia urinaria. - Movimientos paroxísticos. - Falta de concentración y mala memoria.

- Alta sensibilidad al tacto, sentir picazón y escozor.

Cuando se sufre de fibromialgia y no se está llevando un tratamiento adecuado que reduzca el dolor en alguna medida, puede empezar a padecerse estados de ánimo depresivos. Por este motivo es fundamental que se haga un diagnóstico correcto; si sospechas que estás padeciendo fibromialgia consulta con tu médico y plantéale tus dudas. Un diagnóstico a tiempo puede evitarte malestares innecesarios y sufrimiento.


Hasta el momento no se ha descubierto un tratamiento eficaz contra la fibromialgia. Los pacientes con este trastorno recurren a consumir altas dosis de medicación analgésica, antiinflamatoria, relajante (sea del sistema nervioso central o musculares) y/o incluso sedante, que a largo plazo repercute negativamente en el estado de salud del paciente. Las referencias bibliográficas muestran que el cuidado quiropráctico puede aliviar el dolor, con mayor tasa de éxito en algunas áreas del cuerpo, y mejorar así drásticamente la calidad de vida de los pacientes con Fibromialgia.

Aunque no se conozca mucho de esta condición, se estima que más de un 3% de la población padece fibromialgia. Entre este porcentaje gran parte son mujeres.

¿Cómo se diagnostica la fibromialgia?

Para diagnosticar a una persona que padece fibromialgia, se hace primero que todo un diagnostico excluyente. Es decir; se van haciendo las pruebas médicas pertinentes de las otras condiciones médicas que pueden ocasionar los síntomas de la fibromialgia, si están dan resultados negativos se llega a la conclusión de que se tiene fibromialgia.

Tratamiento de la fibromialgia

Los resultados de los tratamientos para la fibromialgia son muy subjetivos, es decir; su efectividad varía según el sujeto. No hay un tratamiento cuya eficacia esté comprobada. Sin embargo, terapias como la acupuntura, la psicoterapia o la quiropráctica pueden ayudar a reducir los síntomas.

Fibromialgia y quiropráctica

La quiropráctica evalúa el estado de la columna y del sistema nervioso, central y periférico, y, mediante la estimulación del mismo, especialmente a través de la columna vertebral, se envían estímulos mecánicos de movimiento y de propiocepción (información que recibe nuestro cerebro respecto a la posición del mismo) para que éstos estímulos prevalezcan o tengan más impacto que los "erróneos" o de dolor crónico. Es decir, el aumentar los estímulos "buenos" reduciría el área cerebral que emite sensación de dolor por culpa de los estímulos "incorrectos", y esto es gracias a que existe una competición directa entre ambos tipos de fibras sensitivas.

Los pacientes con Fibromialgia suelen presentar dolor articular, inflamación, fatiga hepática (por el consumo alto de medicación), dolor de cabeza...El Quiropráctico evaluará el estado físico y metabólico de su cuerpo y favorecerá su recuperación.

TODO LO QUE EL CUERPO NO USA SE DEGENERA

En muchos casos su Doctor en Quiropráctica le recomendará a los pacientes con Fibromialgia acudir a un endocrino para seguir una dieta que limpie el hígado y detoxifique el sistema. Con un sistema intoxicado el sistema nervioso no puede funcionar correctamente. También podría recomendarle seguir un tratamiento psicológico, ya que hay altos índices de relación entre esta enfermedad y la depresión debido a la baja calidad de vida de los pacientes que la sufren.

Estudios confirman que la quiropráctica puede disminuir los síntomas de la fibromialgia. En julio de 2015 se publicó un estudio en el reconocido periódico médico Rheumatology International, dónde se confirmaba que los pacientes encontraban mayor alivio sintomático con el tratamiento Quiropráctico. Sin embargo, se recomienda la combinación de varios tratamientos para conseguir una mayor efectividad, es decir; no renunciar al tratamiento médico convencional sino potenciarlo con la Quiropráctica y otros.


La Quiropráctica es un tratamiento que sin duda alguna debes probar si sufres de fibromialgia. No está contraindicado y puede ayudarte a sobrellevar esta difícil condición. Pida información para su visita personalizada al 93 8580264.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest Social Icon
  • Instagram Social Icon
On estem

Passeig Pere III, 12  2-2

08241 Manresa (Barcelona)
Tels: 93 8580264 / 615149048

info@quiropracticmanresa.com


 

Al centre de Manresa

© 2017 por QUIROPTIMUM MANRESA.