El dolor de ciática y la quiropráctica

Unas de las consultas que nos llegan a nuestra consulta es la del dolor y molestias que provoca la ciática, provocada por el nervio ciático.

El nervio ciático es el nervio más grande y largo de nuestro cuerpo. El dolor de ciática puede seguir el recorrido de este nervio hacia los muslos y piernas, tobillo, pie y dedos. También puede prolongarse hacia la espalda y provocar dolor en la zona lumbar.

El nervio ciático comienza en la cintura lumbar con cinco nervios más pequeños que se unen y se extienden hacia la pelvis, nalga, rodilla, pantorrilla, tobillo, pie y dedos.

¿Qué es el dolor de ciática?

Normalmente el dolor de ciática se produce en la parte posterior de las piernas o muslos. En algunas personas puede estar en la parte frontal, en los costados de las piernas e incluso en las caderas. Para algunos pacientes el dolor se presenta en ambas piernas, es lo que se conoce como ciática bilateral.

Junto con el dolor de ciática puede haber también sensaciones de quemazón, alfileres y agujas, hormigueos, escozores o sensibilidad aumentada.

¿Cómo se reconoce el dolor de ciática?

El tipo de dolor de ciática puede variar en intensidad así como presentarse de distintas formas.

Puede ser constante y a la vez desaparecer durante determinadas horas. Algunos días puede ser muy doloroso, provocando sensaciones similares a las de una cuchillada.

  • Algunas veces los cambios posturales, acostarse o cambiar de posición, afectan al dolor y otras no.

  • A menudo el dolor de ciática puede impedir poder dormir bien y movimientos sencillos como girar, sentarse, caminar o agacharse pueden ser casi imposibles o difíciles. En casos extremos, el dolor de ciática puede afectar los reflejos y atrofiar los músculos.

Causas del dolor de ciática

Como la mayoría de las afecciones, la ciática tiene una amplia variedad de causas. Una causa frecuente puede ser una columna vertebral desequilibrada con desalineamientos de vértebras, con degeneración de disco, protrúsion de disco o hernia discal.

El pequeño desplazamiento de una vértebra lumbar (subluxación vertebral) puede irritar e inflamar o comprimir el nervio ciático y provocar dolor de ciática y sensación de descarga eléctrica en la pierna.

Los movimientos bruscos, caídas, golpes, esfuerzos repentinos, malas posturas, el sedentarismo, la obesidad, el embarazo o lesiones preexistentes pueden ser la causa originaria de este dolor de ciática.

¿Por qué los tratamientos convencionales del dolor de ciática no son suficientes?

Los antiinflamatorios y los relajantes musculares, de los fármacos, tienen muchos efectos secundarios y solo esconden el dolor (desconectan la alarma) sin solucionar su causa (apagar el fuego).

En el caso de la hernia discal, la solución recomendada más a menudo es la cirugía. Sin embargo siempre debería ser el último recurso, ya que toda operación quirúrgica tiene riesgos. Una vez operado, no existe una posible vuelta atrás. Incluso la medicina reconoce que hasta el 40% de estas intervenciones fracasan.

¿Por qué la quiropráctica es recomendable para tratar el dolor de ciática?

La quiropráctica es una ciencia que se dedica a la detección y corrección de las subluxaciones, pequeños desalineamientos de las vértebras, que a su vez, presionan el disco, afectan e irritan a los nervios e incluso a los tejidos y músculos provocando contracturas y dolor.

A diferencia de las soluciones tradicionales , el tratamiento quiropráctico de la ciática no se contenta con aliviar el dolor de ciática sino que busca y trata el origen del problema, a fin de evitar que esté vuelva a surgir o empeore.

Los ajustes quiroprácticos específicos corrigen las desviaciones vertebrales responsables del dolor y mejoran la salud de la columna de una manera natural, segura, y eficaz sin el uso de cirugía o fármacos y, por tanto, libre de riesgos y efectos secundarios.

Otra ventaja es que al tratar el problema de ciática y el problema lumbar, toda la columna vertebral se encuentra más equilibrada, por consiguiente el sistema nervioso funciona mejor, lo cual repercute favorablemente sobre la salud del organismo.

Las las personas que sufran dolor de ciática deberían ver a un doctor en quiropráctica para asegurarse de que su columna vertebral no tenga una subluxación vertebral.

Si usted tiene dolor de ciática, por cualquier causa, un ajuste quiropráctico le será necesario para eliminar el dolor, remover la presión sobre sus nervios pinzados, re-equilibrar su columna, quitar tensión de los discos y permitir relajar los músculos y quitar las contracturas. Llame al 938580264 o pide su cita en www.quiropracticmanresa.com

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest Social Icon
  • Instagram Social Icon
On estem

Passeig Pere III, 12  2-2

08241 Manresa (Barcelona)
Tels: 93 8580264 / 615149048

info@quiropracticmanresa.com


 

Al centre de Manresa

© 2017 por QUIROPTIMUM MANRESA.